Bolsa

Cerrar

TOS Y RESFRIADO EN BEBÉS

Publicado el febrero 08 2020

¡ESTAMOS EN INVIERNO

Siendo padres responsables y preocupados no queremos que nuestros hijos se enfermen en lo más mínimo, ni siquiera de un pequeño resfriado o tos, pero en esta temporada sucede más común porque el aire frío seca las membranas nasales y facilita el ingreso de algún virus al cuerpo; recordemos que en niños pequeños sus sistemas inmunológicos no están totalmente desarrollados por lo que son más vulnerables. 

Llevar un estilo de vida sustentable es también ser responsables en el uso de medicamentos, y ser responsables en el uso de medicamentos significa usarlos solo cuando sea realmente necesario.

Los medicamentos existen para aliviarnos pero también lo hacen nuestros anticuerpos. Si un bebé no fortalece sus anticuerpos lo único que estamos propiciando es volverlo cada vez más vulnerable, por eso UN BEBÉ NECESITA APRENDER A DEFENDERSE de agentes externos. Cuando tu bebé explora, toca todo tipo de cosas y algunas se las lleva a la boca también hace contacto con diversos virus, en la medida en que su cuerpo aprende adquiere también defensas que le permitirán mantenerse sano y saludable por más tiempo.

Cómo Atender Una Tos O Resfriado

La tos es un mecanismo de defensa del cuerpo para expulsar flemas y no se quita de un día para otro, puede llevar 1 ó 2 semanas. Si tu bebé presenta tos o resfriado ofrécele muchos líquidos, consumo de alimentos con vitamina C, y en caso de estar lactando ofrécele leche y deja el medicamento para cuando realmente lo necesite. Si no mejora en este lapso es recomendable acudir con un médico o hacerlo de inmediato si presenta dificultades para respirar, por ejemplo: respira más rápido, mucosidad amarillenta o verde (con hilos de sangre), u otros síntomas de alarma. 

Comúnmente usamos la palabra “fiebre” para expresar que nuestro bebé tiene temperatura pero no significa que se trate de hipertermia. La temperatura corporal normal de un niño sano está entre los 36-37 grados centígrados. Si la temperatura supera los 37 grados se considera hipertermia y es de suma importancia acudir con un médico para que sea tratado inmediatamente. La fiebre es en muchos casos el primer síntoma y no siempre es visible la enfermedad que lo está causando, por eso te recomendamos llevarlo al médico para que le tomen los análisis correspondientes e identifiquen el virus o la bacteria que lo está atacando.

La hipertermia (37+ grados centígrados) indican un posible proceso viral o bacteriano pero el uso prudente de medicamentos tales como antibiótico es nuestra responsabilidad; hacer un uso desmedido de los medicamentos puede provocar irritación en el intestino del bebé y consecuencias en su salud a futuro. Particularmente los antibióticos barren tanto con bacterias malas como bacterias buenas, es decir acaban con la flora intestinal.

Uso Responsable De Medicamentos 

Muchas veces acudimos al consultorio más cercano (tales como farmacias) por lo accesible que nos resulta. Pero el PROBLEMA es que en repetidas ocasiones se nos recetan antibióticos en vez de recurrir a la penicilina (por ejemplo) sobre todo porque las farmacias lo exigen a sus médicos para generar mayor ingresos y al final resulta más costoso la compra de medicamentos, quizá no lo necesita tu hijo o inclusive puede resultar alérgico al medicamento. RECUERDA QUE con el uso recurrente de antibióticos provocamos resistencia y con el tiempo disminuimos su efectividad.

Por esto, solo cuando se trate de una infección y con previa autorización médica recurre al antibiótico, acude con un médico de confianza. En caso de resfriados y tos da oportunidad a que tu bebé aprenda a generar defensas. Utiliza un termómetro a la mano para comprobar si hay hipertermia (37+ grados). Como padres entendemos la importancia de atender la salud de nuestros hijos pero no significa administrarle medicamento al menor síntoma.

Medicamentos como el ibuprofeno no es nada recomendable en niños (diversos estudios en EU lo confirman), si te interesa conocer más sobre el tema te invitamos a estar pendientes de nuevos post.

Consejo Extra

En caso que tu bebé requiera análisis de orina, no te compliques con bolsitas para toma de muestra, mejor usa una funda impermeable sin el absorbente y conseguirás captar suficiente cantidad de orina sin incomodar a tu bebé, posteriormente vacíala a un envase para muestras de orina. Tanto para ti y tu bebé será una forma muy cómoda y práctica, en vez de complicarse con bolsitas para muestra de orina que muchas veces no captan bien y son incómodas.

Cuidar a nuestros hijos en un entorno de vida sustentable es crear una nueva generación con un futuro más próspero, en un planeta verde y sostenible para todos.

×
Welcome Newcomer